El ahá moment o efecto eureka es ese momento súbito de percepción, descubrimiento o comprensión que experimentamos cuando entendemos algo que hasta entonces nos era desconocido.

Este concepto utilizado dentro del growth hacking se basa en las emociones y el factor sorpresa. Con el ‘efecto eureka’ se busca crear momentos de alta satisfacción para el usuario durante el uso de nuestra aplicación con el fin de que perciba el valor del producto desde el primer momento.

“El ahá moment es cuando estás intentando recordar el nombre de una canción y te viene a la mente tres horas después”

Jeffrey Kluger

Es muy difícil establecer una definición absoluta sobre lo que es el momento ‘ahá’, ya que dependerá de la experiencia de cada usuario y su interacción con el producto. Sin embargo, sí que resulta mucho más fácil de identificar cuando lo experimentamos: cuando nos llega la comida que pedimos (Uber Eats) o cuando encontramos algo que ver en menos de 90 segundos (Netflix).

¿Cómo crear el efecto eureka en tu producto?

El efecto eureka juega un papel muy importante en la retención de usuarios. Un hecho que cobra aún más relevancia en la industria de las apps, teniendo en cuenta que el 68% de usuarios dejan de usar una aplicación tres meses después de descargarla. Por lo que se trata de un momento perfectamente pensado y diseñado por los especialistas de producto, aunque lo hayamos definido en principio como algo “súbito” o “espontáneo”.

datos retención de usuarios
Fuente: Business of Apps, datos 2022

Para saber cómo crear el ahá moment, debemos diseñar este proceso como un puzzle en el que el usuario debe ir encajando las piezas:

  1. Investiga a tus usuarios. Este efecto es causado por la emoción que causa en el cerebro ser capaces de resolver situaciones. Tienes que ahondar en las necesidades de tus usuarios y desarrollar un momento de satisfacción que dé con los puntos débiles de tu cliente. Repasa el viaje del cliente por la app, descubre los puntos donde se activaron tus usuarios y qué no hicieron los usuarios que se han ido. Entre estos datos encontrarás tu ahá moment.
  2. Divide el proceso en partes y guía al usuario por ellas.
  3. En el último paso, introduce al usuario en un entorno controlado, pero en el que se mueva y decida libremente. Se trata de dejar las pistas suficientes para que sea capaz de encajarlas y llegar por sí mismo a ese momento de descubrimiento.
  4. No te limites al comienzo, los ahá moments pueden ocurrir en las diferentes etapas del ciclo de vida. De hecho, es lo ideal.

Los mejores ejemplos de ahá moment

Para comprender mejor este concepto, veamos algunos ejemplos de cómo lo utilizan las mejores aplicaciones del mercado y qué están haciendo exactamente para que los usuarios se queden:

  • Para Spotify, el ahá moment es cuando un usuario escucha una canción que le gusta gratuitamente. Los usuarios se dan cuenta del valor de la aplicación después de experimentar por primera vez este proceso.
  • Para Uber, es encontrar un viaje en poco tiempo, conociendo de antemano lo que pagará por el mismo. Una de los principales barreras que tenían los clientes al usar servicios de taxi era que no sabían por cuánto les saldría el viaje, limitando en muchos casos su uso.
  • Para Zoom, es crear tu primera videoconferencia. Los usuarios no pueden experimentar qué diferencia a Zoom de otras herramientas hasta ese preciso momento.
  • Para Netflix, es ser capaz de encontrar algo que ver en pocos minutos. Esto lo consigue por su gran sistema de recomendación, que ayuda a multiplicar la retención de usuarios.
  • Para Airbnb, es cuando reservas tu primera estancia. El usuario consigue su momento de sorpresa cuando ya es plenamente consciente de cómo funciona el proceso y sus ventajas frente a las estancias típicas en hoteles.

Para un producto digital, el momento ‘ahá’ es muy importante. Hay que definir muy bien qué palancas activarán realmente a los usuarios. En Arde somos especialistas en retención móvil. Estudiamos y creamos estrategias growth para hacer crecer tu aplicación, ¿hablamos?